compañía, afecto y amistad con las personas mayores en soledad
konpainia, afektua eta adiskidetasuna partekatzen bakardadean dauden adineko pertsonekin
15 anos de compañía e amizade coas persoas maiores

«Como no os podemos visitar, he pensado que sería bonito que os escribiéramos cartas…». Así empezaba el entrañable mensaje que Karen, una de las voluntarias más veteranas de Grandes Amigos, enviaba a las personas mayores de la Residencia Goya a las que visita desde hace años junto con Mila, Marisol, María, Alberto, María José y Claudia. En plena pandemia, os compartimos aquella emocionante carta, que llenó de energía positiva a María, Lorenzo, Isabel, Angelita y al resto de amigas de esta residencia pública de la Comunidad de Madrid.

Después de varios meses luchando contra el virus, por fin este maravilloso grupo de grandes amigos ha podido reunirse, aunque sin tocarse todavía por precaución. A pesar de las medidas de precaución que han impedido el contacto físico, las personas voluntarias han dado esta bonita sorpresa a las mayores para verse cara a cara a las puertas de la residencia.

«Hoy hemos hecho una visita medio improvisada a la residencia. Ha sido muy emocionante y hemos soltado alguna lagrimita. Han sido unos jabatos y lo siguen siendo, resistiendo aún el confinamiento con poco movimiento. Y la residencia ha conseguido salvar a todos?», nos ha contado el grupo de voluntarias de Grandes Amigos.

TODAS HAN GANADO AL VIRUS

Si ha habido una población especialmente vulnerable al virus esa han sido las personas mayores que viven en residencias, cuya salud en muchos casos ya era frágil antes del COVID-19. Por eso nos ha alegrado saber que todo el mundo en la residencia le ha ganado la partida al virus. 

Hay que destacar el gran trabajo y la implicación del equipo profesional del centro, cuidando a las personas mayores, y la fortaleza de estas. A ello hay que sumar el apoyo de familiares y el ánimo y afecto que ha ha hecho llegar el voluntariado de Grandes Amigos para sobrellevar la situación.

Las llamadas de teléfono y las cartas de ánimo no han cesado estos meses de separación, en los que este grupo de amigos ha tenido que interrumpir sus encuentros presenciales, los paseos por el barrio y los desayunos en una cafetería cercana. «Ya casi podemos tocarnos y pronto volveremos a abrazarnos».

Si te gusta la labor que desarrollamos en la ONG Grandes Amigos para mejorar la vida de las personas mayores, puedes apoyarnos aquí para que podamos seguir ayudando a las personas mayores.

APOYA LA LABOR DE GRANDES AMIGOS CON LAS PERSONAS MAYORES

 

¿Quieres enterarte de noticias como esta y estar al tanto de nuestras iniciativas? Apúntate abajo y te mantendremos informado/a: