compañía, afecto y amistad con las personas mayores en soledad
konpainia, afektua eta adiskidetasuna partekatzen bakardadean dauden adineko pertsonekin
15 anos de compañía e amizade coas persoas maiores

amigos de los mayores

Ayer fue un día emocionante para Amigos de los Mayores. Realizamos una de las actividades de voluntariado corporativo más especiales en los 10 años de vida de nuestra entidad. El escenario; las calles más emblemáticas de Madrid iluminadas en vísperas de Navidad, los protagonistas; 10 mayores de nuestra Fundación, 12 voluntarios de la empresa JTI y 10 chicos pertenecientes a la Fundación Prodis. El medio, un autobús que nos ofreció una visita guiada y una panorámica envidiable de nuestra ciudad.

Empecemos por el principio, la merienda en el VIPS de Méndez Álvaro. Es emocionante comprobar cómo treinta personas que no se conocen de nada y con edades y circunstancias tan diferentes congenian de forma instantánea, las risas y confidencias se sucedieron de forma natural mientras algunos de nuestros mayores como Manuel, Mari Cruz o Amelia conocían la realidad de los chicos de Prodis.

Tras la merienda llegó la hora de la excursión. Un autobús y una guía turístico a nuestra disposición para realizar un recorrido por las calles más conocidas de Madrid y disfrutar de su decorado navideño. Antes alguna anécdota el acceso al autobús a través de una rampa futurista que utilizaron entre risas algunos de nuestros mayores con dificultades de movilidad y los chicos de Prodis.

Serrano, la Puerta de Alcalá el árbol de Navidad de Tous en Plaza de España.Miradas que se pegan al cristal, móviles que apuntan intentando congelar el momento, ilusión por los futuros regalos. Ayer la Navidad se coló por la puerta de aquel autobús y se sentó con nosotros a disfrutar del paseo mientras el conductor realizaba concursos que incluían un piso en Benidorn para quien supiese el nombre del burro de Sancho Panza.

El recorrido llegó a su fin y bajamos del autobús pero tardaremos mucho en olvidar esta tarde mágica. Queremos dar las gracias a JTI y sus empleados por la creación y desarrollo de esta actividad, un ejemplo en todos los sentidos sobre lo que debería ser el voluntariado corporativo y a los chicos de Prodis por su dedicación y cariño. Desde Amigos de los Mayores no se nos ocurre mejor forma de comenzar la Navidad. 

Ver más fotos: Aquí