compañía, afecto y amistad con las personas mayores en soledad
konpainia, afektua eta adiskidetasuna partekatzen bakardadean dauden adineko pertsonekin
15 anos de compañía e amizade coas persoas maiores

Los medios de comunicación se han llenado las últimas semanas de noticias sobre la soledad. ¿Qué hay detrás de esta preocupación por la denominada «epidemia del siglo XXI»? ¿Cómo te afecta a ti y tu entorno? En Amigos de los Mayores, que trabajamos a diario contra la soledad, te respondemos a estas preguntas.

Los medios de comunicación se han llenado las últimas semanas de noticias sobre la soledad. ¿Qué hay detrás de esta preocupación por la denominada «epidemia del siglo XXI»? ¿Cómo te afecta a ti y tu entorno? En Amigos de los Mayores, que trabajamos a diario contra la soledad, te respondemos a estas preguntas.

El gobierno de Reino Unido ha tomado una decisión pionera en el mundo: nombrar una ministra para abordar el problema de la soledad no deseada, que ya afecta a 9 millones de británicos de todas las edades.

Al mismo tiempo en nuestro país un tuit del magistrado Joaquim Bosch tamién ha llevado la soledad a las portadas. Este alertaba de que, como juez de guardia, se enfrenta cada día a más casos de personas mayores que llevaban tiempo fallecidas sin que nadie las echara de menos.

Los medios han puesto el foco sobre este tipo de noticias dramáticas, casos crecientes pero contados, que en realidad son la punta del iceberg de una grave situación mucho más generalizada e invisible: cientos de miles de personas mayores en España pasan el día solas, sin hablar ni interactuar con nadie; probablemente no morirán solas, pero su calidad de vida y salud física y mental sí se ven mermadas.

«La soledad solo se combate con compañía física, de ‘carne y hueso’, como la que ofrecen los voluntarios/as de Amigos de los Mayores, que comparten tiempo y amistad duradera con las personas mayores que acompañamos»

En España aún no se ha tomado la soledad como asunto de Estado, a pesar del aumento de personas mayores que viven o se sienten solas en nuestros barrios y ciudades, tal como comprobamos a diario en Amigos de los Mayores. Por eso el trabajo de las organizaciones que luchamos contra la soledad de las personas mayores resulta básico para cambiar esta realidad.

Las personas mayores, como cualquier ciudadano, tienen derecho a una vida social activa y a ser feliz en compañía de gente que les quiera. La soledad solo se combate con compañía física, de «carne y hueso», como la que ofrecen los voluntarios/as de Amigos de los Mayores, que comparten tiempo y amistad duradera con las personas mayores que acompañamos.

Puedes colaborar como voluntario/a y apoyar nuestros programas de acompañamiento afectivo y socialización haciéndote socio/a o donante.