compañía, afecto y amistad con las personas mayores en soledad
konpainia, afektua eta adiskidetasuna partekatzen bakardadean dauden adineko pertsonekin
15 anos de compañía e amizade coas persoas maiores

En Amigos de los Mayores trabajamos para paliar la soledad de las personas mayores a través del acompañamiento; pero también lo hacemos organizando actividades de ocio y socialización que les aportan múltiples beneficios. Esto es doblemente importante en las residencias, donde las personas mayores suelen tener menos oportunidades para conocer gente nueva y salir de la rutina.

Por eso para las mayores de la Residencia La Guindalera (Madrid) es un día distinto. Con ellas compartimos un taller de jabones artesanales. Y lo hacemos con la ayuda de empleadas de BMW, que participan como voluntarias corporativas gracias al apoyo de su empresa al trabajo que hacemos en Amigos de los Mayores.

Para algunas voluntarias es su primer contacto con una residencia; los estereotipos se caen por sí solos al ver que las personas mayores que viven en estos centros tienen enormes ganas de aprender cosas nuevas, de tejer amistades y de seguir aportando a la sociedad.

APRENDIZAJE MUTUO

Mantecas, aceites y esencias… Las materias primas que utilizamos apenas han cambiado, como comprueban las personas mayores. La mayoría ha hecho jabones durante su juventud o los ha visto hacer a sus madres, hermanas y vecinas.

«En la época de la posguerra -nos cuenta Pepita– había mucha escasez y todo era muy caro, así que se reutilizaba el aceite de cocina para elaborar el famoso jabón de la abuela, a base de agua y aceite, que se mezclan gracias a la sosa cáustica». Además de refrescar recuerdos, Pepita nos enseña que el concepto del «reciclaje» hace mucho que estaba inventado.

AROMAS QUE ACTIVAN LA MENTE

Sin embargo, las mayores se sorprenden con esta nueva versión del jabón artesano que proponen las talleristas: lo hacemos con aceite de oliva virgen en lugar de aceite usado, y en vez de agua empleamos una decocción de ortiga verde, usando distintos aceites esenciales que ponen a prueba el olfato de las mayores: limón, incienso, naranja, lavanda y romero. Aromas de toda la vida que combinamos con productos exóticos, como la manteca de karité, aceite de coco y cera de abejas, que le dan unas propiedades más nutritivas e hidratantes para la piel y que traen a la mente de Pilar unos poemas sobre la miel de Antonio Machado:

Buena es el agua y la sed;

buena es la sombra y el sol;

la miel de flor de romero,

la miel del campo sin flor.

Lucía recuerda cómo en su pueblo se hacía el jabón con la grasa de cerdo después de las matanzas, y Carmen comparte la receta del jabón que solía hacer una vez al año con su marido.

HABILIDADES PSICOMOTRICES Y COGNITIVAS

Y, entre anécdotas, las voluntarias de BMW y las personas mayores de la residencia la Guindalera colaboran en el pesado y la mezcla de ingredientes y la decoración de los jabones con copos de avena.

Las mayores han disfrutado aprendiendo y a la vez enseñando conocimientos a las voluntarias, reviviendo aromas y recuerdos y desarrollando habilidades psicomotrices y cognitivas que contribuyen a mejorar su salud y autonomía; inesperados beneficios de un taller del que, por supuesto, se llevan una pastilla de jabón hecha con sus propias manos.

Para que no sea la última vez, en Amigos de los Mayores esperamos repetir gracias a la colaboración de empresas que promueven el voluntariado corporativo de sus empleados para mejorar el bienestar y calidad de vida de las personas mayores.