15 años de compañía y amistad con las personas mayores en soledad
15 urte laguntza eta adiskidetasuna eskaintzen bakarrik dauden adinekoei
15 anos de compañía e amizade coas persoas maiores

“Me gusta escuchar y aprender de las personas mayores”. Aunque hoy en día parezca increíble, esta frase la pronuncia un chico de 21 años. Se llama Javi.

Casi 70 años le separan de su amiga Dori, sí, su amiga. “Yo vivo con mi hija y mi yerno, pero por sus horarios laborales paso mucho tiempo sola. Eso sí, tampoco me quedo parada: entro, salgo, quedo con los amigos…”. A punto de cumplir 91, Dori ha reencontrado la ilusión de sentirse parte importante de algo, de dar sentido a su proyecto de vida, sin que nadie la discrimine ni le dé la espalda por su edad.

Esa ilusión se llama Grandes Vecinos, el proyecto que venimos desarrollando en la ONG Grandes Amigos para prevenir la soledad no deseada mediante la recuperación de las relaciones vecinales y la vida de barrio.

“Si es que yo también estoy sola y tú me ayudas mucho. Pero no me llamas, ¿eh?”, reclama entre risas Maritza, de 70 años, a su amiga Dori, a quien acompaña como voluntaria de nuestra entidad. Típico reproche de amigas, que es lo que han llegado a ser después de dos años de meriendas y paseos, de contarse la vida.

Entre tanto, ambas amigas preguntan a Javi cuándo va a organizar la próxima quedada del barrio. Sí, porque el joven, a sus 21 años, es el voluntario que se encarga de convocar a todas las personas mayores y voluntarios del vecindario para compartir actividades juntos: un paseo en grupo, una merienda, una tarde en el teatro… buenos ratos que minimizan los efectos de la soledad no deseada en unos y otros.

Este 29 de abril conmemoramos el Día Europeo de la Solidaridad entre Generaciones. En una sociedad tan individualista, impersonal y desconfiada, donde la gente no se da ni los “buenos días” en el ascensor, cuando parece que los jóvenes “pasan” literalmente de las personas mayores… en Grandes Amigos le estamos dando la vuelta a la realidad.

¿Cómo? Nosotros sí confiamos en los jóvenes. Trabajamos para concienciarles de los beneficios recíprocos de la amistad intergeneracional. Además de unir a personas de diferentes edades a través del voluntariado, con nuestras campañas de sensibilización derribamos los falsos e injustos estereotipos que la sociedad tiene sobre las personas mayores.

Como dicen nuestras pulseras solidarias, “Cuando la edad se hace invisible… la amistad se hace grande”. Si quieres contribuir a nuestra labor, puedes comprar tus pulseras aquí por solo 2,5 euros la unidad.

PIDE TUS PULSERAS SOLIDARIAS

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar