• ‘Envejecer sin soledad’ hace una llamada doble, especialmente a los más jóvenes, para acercarse a su propio envejecimiento y prevenir su soledad a través del apoyo a personas mayores que hoy están solas en su entorno
  • Coincidiendo con el Día de la Solidaridad Intergeneracional, Grandes Amigos anima a actuar en la web Envejecersinsoledad.org, donde ofrece recomendaciones de hábitos saludables, acceso a voluntariado y redes de apoyo vecinal y un test para desmontar los falsos mitos sobre la soledad y la vejez
  • “Como sociedad debemos desestigmatizar la soledad y normalizarla como un reto cotidiano que puede afectar a cualquiera y que hay que aprender a gestionar, sobre todo pensando en nuestra vejez: para ello es clave adquirir el hábito saludable de mantenernos socialmente activos y el contacto intergeneracional”
  • La campaña estará visible en pantallas del Metro de Madrid y redes sociales gracias al apoyo de Caixabank y Fundación Montemadrid

 

 

PENSAR EN NUESTRO ENVEJECIMIENTO ACERCÁNDONOS A LAS PERSONAS MAYORES

La ONG Grandes Amigos, entidad estatal dedicada a prevenir y paliar la soledad de las personas mayores y defender sus derechos desde hace 18 años, lanza la campaña de sensibilización ‘Envejecer sin soledad’ con motivo del Día de la Solidaridad Intergeneracional, que se celebra el 29 de abril.

Es una llamada doble: por un lado, para actuar ante la soledad que viven cada vez más mayores en la actualidad; y por otro, para abrir los ojos a toda la población y en especial a las generaciones más jóvenes ante su propio envejecimiento, llamadas a pasar una soledad aún más severa.

LA CAMPAÑA

A través de un vídeo creado con la aplicación FaceApp, famosa por cambiar el aspecto facial mediante diferentes efectos, se muestra a una joven con sus amigas jugando a envejecer a través de esta app. La sorpresa viene cuando, al envejecer, las amigas desaparecen y la joven se queda sola.

Es entonces cuando se alerta de que “envejecer en soledad” no es tan divertido. Para evitarlo, se invita a entrar en la web envejecersinsoledad.org, donde se informa del problema y se ofrecen alternativas para prevenirlo.

Esta campaña podrá verse en las redes sociales, la web de Grandes Amigos y en pantallas publicitarias del Metro de Madrid, gracias al apoyo de Caixabank y Fundación Montemadrid.

ALTERNATIVAS: QUÉ PODEMOS HACER

A través de la web envejecersinsoledad.org Grandes Amigos propone varias alternativas:

  • El contacto intergeneracional. Acercarse, acompañar y apoyar a las personas mayores que nos rodean y pueden estar solas ayuda a aproximarnos a nuestro propio envejecimiento: ayudando a otras personas aprendemos a proyectarnos cómo seremos de mayores y cómo nos gustaría envejecer.
  • La participación ciudadana. Participar en iniciativas de voluntariado intergeneracional y redes de apoyo vecinal, como las que desarrollamos en Grandes Amigos, es una forma saludable de mantenerse socialmente activo a cualquier edad: acompañamiento presencial o telefónico con mayores, relaciones vecinales, encuentros y meriendas en el barrio, sensibilizar a los comercios y recursos vecinales…, son solo algunas de las maneras de implicarse.
  • Romper los falsos mitos. Seguir insistiendo como sociedad en estereotipos en torno a la soledad y la vejez perjudica a quienes les toca envejecer hoy pero también en el futuro. En Grandes Amigos hemos creado un Quiz para detectarlos y erradicar esos edadismos que afectan nuestro día a día.

 

VISITA LA WEB DE LA CAMPAÑA

 

EL FUTURO QUE NO QUEREMOS VER

Según los indicadores demográficos y sociológicos, las generaciones más jóvenes se encaminan a vivir más años y de forma más solitaria. Hoy 1 de cada 5 españoles tiene 65 años o más; en 2066 se estima que serán 1 de cada 3 (datos INE). Los modelos de familia hace tiempo que están cambiando, con baja natalidad y más hogares unipersonales (4.849.900 personas viviendo solas en 2020, de las cuales el 43,6% son mayores, 2.131.400, datos INE). La población se concentra en grandes ciudades marcadas por las largas distancias y un ritmo de vida frenético e impersonal.

Sin embargo, la actual sociedad educa en un cortoplacismo, en el consumo del aquí y ahora, que impide a la población pensar en los retos de su propio envejecimiento. Se suman otros factores como el rechazo generalizado a la vejez, con el bombardeo continuo de mensajes antiedad y antiarrugas; la exaltación de la juventud como única etapa en la que parece que se puede ser feliz, o la pérdida de valor social de las personas mayores una vez se jubilan. Todo ello contribuye a la creciente soledad y exclusión social de las personas mayores.

“Todo el mundo quiere llegar a mayor pero sin parecer mayor. El primer paso para disfrutar de un envejecimiento saludable es aceptarlo y naturalizarlo como una etapa más de la vida donde también hay felicidad y experiencias estimulantes, en lugar de seguir perpetuando los estereotipos que hacen de la vejez una etapa tabú”, afirma Mercedes Villegas, directora de Grandes Amigos.

El edadismo es la discriminación más absurda: quien lo practica (muchas veces inconscientemente) perjudica a las personas mayores de hoy y a sí mismo, ya que algún día será mayor.

Todo esto tiene una consecuencia importante: no solo es que se deje de pensar en las necesidades o inquietudes de las personas mayores que hoy tenemos cerca; mucha gente corre el riesgo de llegar a mayor y toparse con la realidad que no ha querido ver, lo que puede generar una gran frustración y una grave sensación de soledad que no sabe gestionar.

LOS 3 CONSEJOS PARA UNA VIDA SALUDABLE

“Igual que todo el mundo tiene claro que debemos hacer ejercicio y mantener una dieta equilibrada, toda la población debe interiorizar un tercer consejo para ponerlo en práctica a lo largo de la vida: mantenerse socialmente activo para prevenir los efectos de la soledad en la salud y el bienestar y el contacto intergeneracional”.

Para ello es clave desestigmatizar la soledad y normalizarla como un reto cotidiano que puede afectar a cualquiera y hay que aprender a gestionar, sobre todo pensando cuando seamos mayores.

DERRIBAR EL DOBLE ESTIGMA: VEJEZ Y SOLEDAD

Ni la soledad es exclusiva de la vejez ni la vejez conlleva per se sentir soledad. Es el primer falso mito a erradicar. Cualquiera puede sentirse solo/a, por causas muy diversas y de manera diferente. También hay que acabar con el estigma social de la soledad, evitando caer en mensajes alarmistas como “la soledad mata”, “la epidemia de la soledad”, etc., o no limitando el foco a casos de personas que fallecen solas y son descubiertas al cabo del tiempo (ocurren pero no son la generalidad). Todo ello, en la sociedad del ‘postureo’ que nos anima a aparentar felicidad permanente y a tapar nuestras vulnerabilidades, está provocando que gente joven y mayor que se siente sola acabe por no pedir ayuda debido a esa vergüenza social, lo que agrava el problema.



¿Quieres que te enviemos las últimas noticias e historias sobre personas mayores y la lucha por sus derechos y dignidad desde Grandes Amigos?

Apúntate aquí y te mantendremos al día.
0
    0
    Tu carrito
    Tu cesta esta vacíaVolver a la tienda