compañía, afecto y amistad con las personas mayores en soledad
konpainia, afektua eta adiskidetasuna partekatzen bakardadean dauden adineko pertsonekin
15 anos de compañía e amizade coas persoas maiores

Amigos de los Mayores está decidida este 2015 a dar un paso más en su objetivo de llegar a  cada vez un mayor número de mayores que sufran la soledad no deseada. Ese paso pasa por seguir creciendo y diversificando nuestra actividad.

 

Desde hace años Amigos de los Mayores realiza acompañamientos en la Residencia de Mayores de Goya, un grupo de voluntarios acuden cada semana para acompañar a varios mayores que residen normalmente en el centro. Desde la entidad entendemos que ha llegado el momento de avanzar en el programa de acompañamiento en residencias se basa en una acción conjunta entre Amigos de los Mayores y los equipos de las residencias vinculadas a la Comunidad de Madrid.

El número de personas mayores que pasa la vejez en las residencias se ha incrementado de manera significativa durante los últimos años. Pese a que en estos centros estén rodeadas de profesionales, compañeros y reciban la visita de sus familiares, en este entorno las personas mayores también pueden sufrir los efectos de la soledad no deseada. Muchos sufren por ejemplo serias dificultades de adaptación en el cambio de su domicilio a las residencias. Desde Amigos de los Mayores pretendemos promover la relación de los residentes con personas del exterior, facilitar su proceso de adaptación y mejorar la calidad de vida dentro del centro.

Por eso en 2015 además de en la residencia de Goya estaremos presentes en dos residencias de Cantoblanco para la que ya hemos empezado la captación de voluntarios y en la residencia de mayores San Fernando de Henares, municipio en el que empezaremos nuestra acción los próximos meses. A medio plazo proyectamos incorporar al menos una decena de centros.

El desarrollo de este tipo de acompañamiento al igual que en Goya lo solemos realizar en grupo. Varias personas voluntarias realizarán una visita semanal al centro coordinados por un voluntario dinamizador y por la propia Fundación Amigos de los Mayores. En Goya por ejemplo a veces salen en grupos a dar un paseo o tomar algo en una cafetería cercana o si hace mal tiempo se reúnen y charlan en una planta del centro. Lorenzo Moya que reside en la residencia de Goya participa en este tipo de acompañamiento y nos cuenta que para él es uno de los mejores momentos de la semana. Karen Win voluntaria en Goya desde hace seis años nos trasmite que el acompañamiento en residencias  es una actividad necesaria que mejora las condiciones de vida de las personas mayores de forma significativa y que en su opinión debería extenderse.

Desde Amigos de los Mayores estamos muy satisfechos por la ampliación de este programa, pensamos que es un avance importante para paliar la soledad de cada vez más personas mayores a través de vías y opciones de acompañamiento diferentes.